Cómo alimentar equilibradamente a los niños durante la pandemia

08/09/2020

El sedentarismo es una de las amenazas colaterales del Covid-19. Por ello, la nutricionista Nicole Figari entrega tips y recetas para que los alumnos de la comunidad Almondale lleven una dieta saludable en estos meses.

La alimentación saludable es una alimentación equilibrada tanto a nivel calórico como de nutrientes. Por un lado, esto quiere decir que debemos consumir solo las calorías que necesitamos para realizar nuestras actividades diarias, y que en estos tiempos de pandemia han disminuido porque nos movemos menos. Por otro lado, a nivel de nutrientes debe haber un balance entre carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales.

En esa línea, Nicole Figari, nutricionista de la Universidad del Desarrollo y Magíster en Nutrición y Salud Pública de la Pontificia Universidad Católica de Chile, llama a los padres y apoderados de Colegios Almondale a asegurar la salud de los niños, sobre todo fijándose en la calidad de los alimentos que están ingiriendo.

Lo anterior se basa en que, normalmente, durante el periodo escolar y en la adolescencia existe un proceso de crecimiento rápido. Por lo tanto, los pequeños necesitan un gran aporte de nutrientes, tanto a nivel proteico como de vitaminas y minerales.

Evitar el hambre

La autora de los libros “Simple, rico y sano” y “¿Ahora qué como?” plantea que para ayudar a mejorar la concentración y el rendimiento es importante consumir vitaminas y minerales, además de distribuir las comidas durante el día e incluir colaciones, de manera de asegurar la energía durante todo el día.

“Desayuno, almuerzo y cena, más una colación en la mañana y otra en la tarde. Con ello se logra ingerir los nutrientes necesarios y mantener el nivel de energía alto para realizar las actividades académicas”, detalla.

Las colaciones pueden ser fruta, yogurt, leche, barritas de cereal saludables. Aunque es importante fijarse en las etiquetas, escogiendo aquellas que no contengan azúcar ni más de cinco ingredientes.

“El ingerir colaciones permite no llegar con tanta hambre a las comidas y disminuye la ansiedad, la que se ha visto potenciada con la pandemia”, agrega Nicole Figari.

Ojo con la chatarra

La alimentación balanceada incluye de todo, incluso comida chatarra. Lo importante es la frecuencia con que se consume, que no debe ser superior a una vez por semana e idealmente cada quince días, reservándola para los fines de semana, al igual que los dulces. La profesional recomienda cocinarla en casa y utilizar ingredientes de calidad, como aceite de oliva o de maravilla al freír y no reutilizarlo.

En cuanto a los endulzantes, Nicole Figari enfatiza que no son recomendables en los niños: “Las dosis máximas que pueden tolerar son muy bajas y las alcanzan rápidamente con los alimentos elaborados que consumen de forma habitual, como leches envasadas, yogurt, cereales y otros. Mi recomendación es usar azúcar en bajas cantidades al menos hasta los 15 años, disminuyendo el umbral del dulzor al que estamos acostumbrados o tratar de endulzar con frutas, dátiles u otros”.

Por último, la nutricionista recomienda aumentar el consumo de frutas y verduras de distintos colores, pues cada color aporta distintos tipos de nutrientes. Y, tal como con la comida chatarra, sugiere tratar de hacer en casa recetas saludables, ya que existe una amplia variedad, la que comparte a través de sus redes sociales.


Receta de barritas de cereal caseras
INGREDIENTES:

2 tazas de quínoa inflada.
1/2 taza dátiles remojados.
1/2 taza de pasas rubias remojadas.
1/2 taza de chips de chocolate amargo.
1/4 taza de almendras laminadas.

INSTRUCCIONES

1. Procesar las pasas y los dátiles hasta formar una pasta.
2. Mezclar con la quínoa, chips y almendras.
3. Poner en un molde y llevar al congelador por 1 hora.
4. Desmoldar, conservarlas en el refrigerador y comer heladas.

Volver a todas las noticias