Trabajamos mucho para enseñar a todos a utilizar Classroom

16/04/2020

Capacitación digital en tiempo récord y varios días trabajando de amanecida han sido las mayores exigencias que ha tenido que sortear en lo laboral Víctor Monsalves.

El coronavirus llegó a tocar la puerta y no dejó a nadie fuera. Víctor Monsalves, Jefe de Departamento de Maths en Middle& High deAlmondale Lomas, comentó que la rapidez en la toma de decisiones y la ejecución eficaz de herramientas digitales fueron trascendentales para llevar a cabo las clases online.

“La suspensión fue un lunes e inmediatamente los directivos comenzamos a organizarnos. El martes definimos qué hacer y cómo ejecutar, y el miércoles ya estábamos con clases virtuales”, explica.

El profesor de Matemática de tercero y cuarto medio recuerda que la coordinación tuvo que ser rápida y certera para responder a los alumnos y salir del paso ante la emergencia. “Capacitamos a los profesores en un día para utilizar Classroom y discutimos incluso aristas emocionales que podían salir a la luz con esta situación”, sostiene.

Arriba de una montaña rusa en medio de la incertidumbre nacional, Rectoría junto a los profesores decidieron generar una sala diferente para cada asignatura. De esta manera, los alumnos pueden dividir sus tareas en base a cada materia.

TOMAR EL RITMO

“Trabajamos mucho para enseñar a todos a utilizar Classroom. Al principio fue muy agotador y me amanecía trabajando, respondiendo correos a los apoderados con las dudas técnicas sobre la plataforma. Para no enviar mensajes de madrugada, programaba los mails para que llegaran a primera hora y así pudieran trabajar con los chicos”, añade.

Una semana tardaron en acostumbrarse al uso de Classroom. “Los primeros días fueron muy densos. Luego fueron llegando menos correos sobre consultas técnicas e incluso empezamos a recibir mensajes de felicitaciones por la ayuda”, recuerda.

Por otra parte, la interacción virtual cambia respecto de la presencial. Algunos son más vergonzosos, otros más formales, todos los alumnos son distintos. “Los estudiantes tienen realidades diferentes, pero la mayoría han ingresado a la plataforma y realizado sus actividades.Eso da cuenta de un gran nivel de compromiso. El nivel de actividad y movimiento en la plataforma es altísimo”, subraya.

Víctor es padre de Mateo (6) que cursa primero básico en Almondale San Pedro, y unir sus labores de apoderado con las de profesor ha sido el desafío más grande. “La parte más difícil es asimilar que ahoratodo pasa en un solo lugar. No es tan fácil cambiarse el antifaz y ejecutar otro rol. Mi esposa también es profesora y coordinamos nuestros horarios para que uno de los dos cuide a Mateo y revise sus actividades”, recalca.

El docente además se preocupa de tareas domésticas como cocinar, hacer pan y ordenar. “Aquí se ve la multiplicidad: ser profe, planificar materias, que no se caiga el hijo. Estamos todos poniendo de nuestra parte para que esto salga bien”, concluye.

Volver a todas las noticias